Corría el año 2012, todo indicaba que Gennady Golovkin saldría de las sombras para enfrentar a un peligroso boxeador con experiencia. Por desgracia del destino, ocurrió lo inesperado.

Fuente: The Box3r