Es un trabajo difícil, pero alguien tiene que hacerlo. Un arma contratada para entrenar como sparring estos días, el exprospecto de peso pesado Richard Towers, de más de 2.06 metros de altura, sabe, como dice el refrán, más por viejo que por diablo. Con los años, los servicios de Towers han sido empleados por los hermanos Klitschko, por Tyson Fury (a quien Towers una vez estuvo cerca de enfrentar de verdad), por Anthony Joshua y también por Deontay Wilder.

Y cuando se trata de saber quién golpea con más fuerza, Towers dice que un hombre se separa sobre el resto del contingente de los pesos pesados: Wilder. Hablando con el tabloide británico The Sun, Towers explicó el aterrador poder de puños de Wilder y lo calificó contra sus potenciales rivales.

“He sido sparring con todos y cada uno de los pesos pesados ​​que se puedan imaginar, aparte del excampeón de la Organización Mundial de Boxeo (WBO) Joseph Parker“, reveló Towers. “Y sé que cuando se trata de poder, Deontay Wilder está en una liga aparte. Ponlo de esta manera: golpea cuatro veces más duro que Vitali Klitschko, golpea cinco veces más duro que Wladimir Klitschko, golpea seis veces más duro que Anthony Joshua y golpea ocho veces más duro que Tyson Fury“.

Por supuesto que hay más para ganar una pelea que solo puñetazos, pero casi todos están de acuerdo en que, a pesar de sus fallas, el rey del peso pesado reinante del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) tiene poder letal para terminar una pelea a su disposición, el tipo de poder bruto que ha sacado a Wilder de aprietos una pelea antes y probablemente volverá a hacerlo. Recientemente, el entrenador Naazim Richardson dijo que Wilder “podría ser el pegador de peso pesado más duro de la historia”, lo que necesitamos ahora es que los campeones rivales se suban al cuadriláteros y pongan a prueba sus habilidades y poder en contra de la habilidad y del poder de Wilder.

El próximo a continuación para llevar a cabo esa tarea probablemente será Tyson Fury. Y Towers dice que no es el momento adecuado para que Fury se meta con “The Bronze Bomber”.

“No le quiero faltaa al respeto a Tyson porque realmente lo aprecio y también lo que hace. Hicimos trabajo de sparring durante dos años y él estuvo genial, pero tengo que ser honesto, esta es la pelea equivocada en este momento, realmente lo es”, dijo Towers. “Tyson acaba de regresar a la escena y, aunque es un fajador, este no es el momento ideal para pelear contra Wilder. Se está moviendo bien contra la oposición fácil, pero tiene un gran cuerpo y una cabeza grande para salir bien librado de 12 asaltos contra Wilder. Esa no será una tarea fácil”.