Wanheng Menayothin, de 32 años, buscará este miércoles en su natal Tailandia, la novena defensa exitosa del título mínimo del Consejo Mundial de Boxeo, en contra del panameño Leroy Estrada, y con ello llegar a 50 triunfos como profesional, igualando así la marca del pentacampeón mundial Floyd Mayweather

Floyd Mayweather llegó su victoria número 50 como profesional, en su criticada pero exitosa pelea ante el debutante Conor McGregor en 2016 en una pelea multimillonaria. La victoria 50 de Menayothin, en caso de que logre derrotar al canalero Estrada, estaría lejos de tener la atención y de generar los millones que Mayweather, pero ahí quedaría para la estadística.

En la ceremonia de pesaje, tanto el campeón Menayothin (49-0, 17 KOs) como el retador Estrada (16-2, 6 KOs) detuvieron la balanza en las 105 libras requeridas por el reglamento. Como testigo estará el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán, que aprovechó para entregar al héroe local Srisaket Sor Rungvisai el reconocimiento como mejor peleador del año, gracias a sus dos triunfos en 2017 sobre el nicaragüense Román González, que también estaba rondando la marca de Mayweather hasta antes de caer con el tailandés.

Menayothin, cuyo nombre de pila es Chayaphon Moonsri, es el campeón más activo del CMB en los últimos años, ya que desde su coronación en noviembre de 2014, tras derrotar al mexicano Osvaldo Novoa, ha hecho ya ocho defensas exitosas, además de otros cinco combates sin poner el cetro en juego.

Estrada, que busca protagonizar sin duda una de las más grandes sorpresas en el año, tendrá en contra no sólo el ser visitante, sino el no haber combatido en poco más de 11 meses, ya que su última pelea se remonta al 27 de mayo del 2017 cuando venció al mexicano Saúl Juárez por la vía de los puntos en Panamá, para amarrar así la oportunidad titular por la faja mínima del CMB.

Leroy, nueve años menor que Menayothin, tendrá a su favor que el campeón no ha logrado un nocaut en dos años, así que será una buena oportunidad para arriesgar todo evitando la preciada marca de 50-0 que el tailandés buscará este miércoles en su casa y con su gente.