El equipo de Deontay Wilder ha tomado la iniciativa en las negociaciones con Anthony Joshua y ha realizado una mega oferta de 50 millones de dólaresal británico (41 millones de euros / 36 millones de libras) para que acepte una pelea contra él.

El propio Deontay, campeón de la WBC, se ha dirigido personalmente a través de las redes sociales a su homólogo de la WBA, IBF y WBO, y le insta a acudir a su representante Eddie Hearn (Matchroom) y a su mánager para escrutar los términos de la oferta.

Lo más curioso es que dicha propuesta -una bolsa garantizada de 50 millones- expira en 24 horas (al de Watford le queda poco tiempo para responder). Recientemente, Wilder recibió una oferta de 12,5 millones de dólares por parte de Hearn, y esta ha sido su contrapropuesta.

Joshua dijo que aceptaría 50 millones

En un vídeo que ha lanzado Wilder en redes sociales, empalma junto a sus palabras unas frases de Joshua en las que dice que aceptaría 50 millones por adelantado. De concretarse, al británico le habría tocado la lotería.

Bien es cierto que el estadounidense estaba dispuesto a realizar numerosas concesiones con tal de que el combate se pueda dar, pero al otro lado del Atlántico han decidido hacerse con las riendas de la negociación.

Por su parte Joshua respondió en Twitter con diciendo: “Si la guerra estalla mañana, sé que tengo a mi ejército junto a mí”.

La gran unificación de los pesados

‘The Bronze Bomber’ tiene ya 32 años y no quiere demorar esta contienda. Ambos púgiles están en su mejor momento y la unificación de los cuatro cinturones mundiales es un argumento más que poderoso para que no se demore más el combate.

Eddie Hearn ha comentado a Sky Sports: “No sabemos cómo de real es la oferta. El equipo de Deontay Wilder envió una carta diciendo ‘tienes que firmar el contrato mañana y habrá pelea’. Pero no tenemos el contrato todavía. Es un maravilloso movimiento de relaciones públicas, pero ya veremos”.Es un maravilloso movimiento de relaciones públicas, pero ya veremos”

El promotor británico agregó que estaba deseando examinar esa propuesta para evaluarla (algo que estará haciendo ahora), pero hay varios aspectos que deberán encajar antes de dar el visto bueno, como el tema televisivo, la fecha, el escenario del combate, cómo encajar a los patrocinadores de ambos o una posible revancha y dónde.

Se habla de los meses de agosto y septiembre como fechas para esta pugna, y como lugares posibles para albergar la contienda se barajan el estadio de Wembley y un casino de Las Vegas.