Billy Joe Saunders ha calificado a Saúl ‘Canelo’ Álvarez como “tramposo” y cree que el mexicano nunca debería volver a boxear.

Álvarez, quien ya se había retirado de su revancha de Las Vegas ante Gennady Golovkin, recibió una sanción de seis meses la semana pasada al no haber pasado dos exámenes antidopaje en febrero.

El campeón de peso mediano de la OMB, Saunders, siente que la reputación de Álvarez está permanentemente manchada por el escándalo y que su suspensión relativamente corta es una “desgracia para el boxeo”.

“Califiqué bien alto a Canelo, pero ahora ha bajado tanto en mi estimación. No lo considero un boxeador en absoluto”, dijo Saunders, de 28 años, quien se está preparando para su nueva defensa del título contra Martin Murray en junio.

“Incluso si venciera a Golovkin [en el futuro], no lo clasificaría como derrotándolo porque todavía lo veo como un tramposo”.

“No estoy de acuerdo con lo que ha hecho. Y creo que es una desgracia para el boxeo.

“Tienes a estos jóvenes boxeadores levantándose ahora, están mirando a Canelo, mirando lo que él tiene y en lo que se ha convertido. ¿Van a pensar ‘podemos hacer eso, podemos zafarnos con una suspensión de seis meses?’?

“Cuando ves a gente así mejorar su cuerpo para hacer más daño a alguien, creo que es una trampa y debería ser una prohibición de por vida, definitivamente”.

Álvarez, quien dos veces dio positivo por clenbuterol, tenía programado volver a ingresar al ring con Golovkin el 5 de mayo después de que su reunión inicial en septiembre terminara en empate.

El invicto kazajo, que posee los cinturones de peso mediano de la AMB, CMB, FIB e IBO, en su lugar se enfrentará a Vanes Martirosyan, de origen estadounidense, en esa fecha.

El promotor de Saunders, Frank Warren, está descontento de que Álvarez pueda enfrentar a Golovkin a finales de este año cuando la suspensión al atleta de 27 años, que fue retroactuva a febrero, sea completada.

“Que vayan a pelear en septiembre, es ridículo”, dijo Warren. “Para mí, si te encuentran culpable, deberías estar vetado [de por vida]. Ser suspendido por seis meses, no lo entiendo. Todo es solo un ejercicio sin sentido”.

Saunders, quien al principio debió pelear contra Murray hace 10 días pero tuvo que posponer debido a una lesión en la mano, ha ganado sus 26 peleas profesionales.

Él ha expresado en repetidas ocasiones su deseo de una pelea de unificación del título mundial de peso medio contra Golovkin, aunque insiste en que actualmente está completamente concentrado en su encuentro del 23 de junio con Murray en Londres.

Su compatriota británico Murray, quien hará su quinto desafío por el cinturón de la OMB en el O2 Arena, tampoco estuvo impresionado con el castigo que se le dio a Álvarez.

“Cualquiera otro, de no tan alto perfil como él, habría tenido una suspensión de dos años”, dijo el boxeador de 35 años.

“El hecho de que es un boxeador de tan alto perfil y puede generar tanto dinero, recibi un golpe en la mano con una suspensión de seis meses. No está bien”.