El prestigiado manager Ignacio Beristaín y su pupilo Rey Vargas, actual campeón mundial de peso supergallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), afinan la estrategia que emplearan contra el armenio Azat Hovhannisyan la noche del 12 de mayo en Nueva York, donde Vargas realizara la tercera defensa de su título mundial.

Por el tipo der rival “ya le dije a Rey que debe estar trabajando a la media y larga distancia, que para nada vaya a dejar que se le encime o lo meta en las cuerdas, le encanta meter cabezazos en corto, tenemos que tenerlo a raya y atacar en todo momento, no dejarlo que haga su boxeo porque es muy marrullero”, señala Beristaín.

Vargas Roldán (31-0 y 22 KO´s) estará realizando una defensa más de su título mundial frente a un Hovhannisyan (14-2y 11 KO´s) que posee una pegada importante y que desea cubrirse de gloria en apenas su primera oportunidad de título mundial.

“Estamos trabajando mucho las combinaciones arriba y abajo a la distancia, cuidando mucho el tipo de pelea que hace, nos va a querer forzar al terreno corto, ahí es donde es más peligroso, no solo por su pegada sino porque también usa los codos como arma, lanza el golpe y te deja el codo en los ojos, así es como corta a sus adversarios y de eso hay que cuidarnos”, agrega.

Beristaín señala que se le pone especial atención pues dentro de sus triunfos Azat cuenta con 6 triunfos ante rivales mexicanos,  “conoce bien nuestro tipo de pelea, lo bueno es que Rey no se  parece en nada a los chavos que ha derrotado, tiene escuela, tiene recursos, tiene inteligencia, solo hay que seguir lo planeado y el triunfo llegara solo”.