El británico James DeGale se proclamó nuevo campeón del peso súper mediano de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), tras imponerse por decisión unánime al estadounidense Caleb Truax, en combate disputado en el Hard Rock Hotel and Casino, Las Vegas.

DeGale recuperó el título y vengó la derrota que le propinó Truax a finales del 2017.

El británico consiguió la victoria en una pelea muy sufrida, arrastró un fuerte corte en el ojo derecho tras un cabezazo fortuito.

DeGeale se distanció en las puntuaciones en los primeros asaltos mostrando un mejor boxeo, pero sus problemas con el fuerte corte, propició que fuese de más a menos y Truax empezó a mostrarse más activo, recortando distancias en las puntuaciones e igualando la pelea.

Finalmente DeGale se impuso en las puntuaciones de los tres jueces por un exagerado 117-110 y dos por un ajustado 114-113.

Tras esta victoria DeGale aumentó su récord a (24-2-1, 14 KOs), mientras Caleb Truax pasó a  (29-4-2, 18 KOs).

Al finalizar el combate, DeGale afirmó:

“Dos veces campeón del mundo. Se siente genial”, “Estoy feliz de haber sido dos veces campeón del mundo y recuperar mi título mundial de la FIB. Estoy de vuelta, Team Chunky, hemos vuelto. Dos años y medio lo tuve y lo perdí a Caleb. Él me avergonzó, pero hemos vuelto “.

Truax declaró:

“Le di una revancha enseguida, entonces ¿por qué no hacerlo de nuevo? “.