“Ya no me siento motivado ni me divierto. Por eso he decidido retirarme y dejar el boxeo profesional activo”, señala Jerobe Santana.

La decisión tomada por el ya expúgil grancanario -ayer mismo le llegaba vía WhatsApp el contrato de renuncia que debía firmar- es, cuando menos, sorprendente, además de inesperada. Sobre todo porque Jerobe tenía muchos planes en su cabeza para el reciente futuro, planes que incluían su carrera profesional en Estados Unidos.

Jerobe Santana Talavera (Las Palmas de Gran Canaria, 6 de noviembre de 1992), púgil perteneciente al Boxing Team Formento y que es más conocido por el sobrenombre de Chocolatito, fichó el pasado año por la promotora The Real Deal Boxing, propiedad del excampeón del mundo de los pesos pesados, el estadounidense Evander Holyfield. Ese fichaje en los primeros días de noviembre de 2017 había dado una inyección de ilusión y moral al grancanario, pero desde que estampara su firma con dicha promotora tan sólo ha disputado un combate.

“Ese no es el principal problema de mi retirada. Influye algo, sí. Pero lo cierto es que cuando dejas de sentir por algo, como con las pibas, lo mejor es dejarlo. Y eso me ha pasado. Llevo más de un año masticándolo. Lo he meditado bastante y justo en estos días he tomado una decisión en firme. Lo dejo. Me aparto del boxeo profesional. Ya no me siento motivado ni me divierto. Y sin ganas y sin corazón no se pueden hacer estas cosas. Por eso es mejor dar un paso al costado”, indica completamente convencido Jerobe Santana.

Cuestionado acerca de si es una retirada momentánea, como un retiro monacal de meditación o tomarse un año sabático, se apresura a señalar que “no, no. He visto muchos casos de compañeros que anuncian que lo dejan, tanto en este mi deporte del boxeo, como en otros, y vuelven en un tiempo relativamente corto. Algunos sin ni siquiera cumplir un año desde que lo dejara. Pero no es mi caso. Mi decisión es firme y, por el momento, y espero que para siempre, no tengo intenciones de volver a subirme a un ring como profesional”.

Por lo extraño, sorprendente e inesperada decisión tomada de dejarlo todo cuando empezaba a estar en la cúspide, también interesamos si hay alguna lesión extraña que le lleve a tomar esta postura, y Chocolatito también se apresura a responder: “No, tampoco hay nada de eso. Es cierto que he tenido muchas lesiones. Me he fracturado la mano derecha en siete ocasiones, la muñeca izquierda también se fracturó, más de trescientas contracturas, la espalda es un suplicio cada entrenamiento, me he tenido que realizar una operación bajo el brazo izquierdo para liberar una vena que pasa entre las dos últimas costillas…. y un largo etcétera. Pero ni tengo una lesión rara o extraña, ni ninguna que me vaya a dejar secuelas importantes. Reitero que todo se ciñe a la pérdida de ganas e ilusión por estar sobre el ring. Ya no me divierto, y eso era lo que me mantenía vivo sobre el ring”.

Apoyo incondicional

Requerido acerca de la reacción familiar así como la de su pareja, Cristina, Jerobe Santana señala que: “Toda mi familia me ha apoyado incondicionalmente al conocer estos días mi decisión, lo cual me ha sorprendido un poco, porque quizá esperaba que fuesen a recriminarme algo, como los aficionados y demás allegados. Pero no ha sido así. Todos me han apoyado. Y Cristina sólo me ha dicho que he de hacer lo que me haga sentirme feliz. Por eso ahora mismo la decisión está tomada y es la de dejarlo”.

También había que saber cuál ha sido la reacción de su mentor y entrenador, Carlos Formento, así como la de sus compañeros de gimnasio, acerca de la decisión tomada. “Carlos se lo ha tomado bien. No comparte mi decisión, pero la respeta al máximo, y eso es lo que cuenta para mí. Él siempre soñó con que podríamos llegar lejos trabajando juntos. Pero hasta aquí hemos llegado. Con él comencé y con él acabo. Siempre dije que nuestra relación acabaría cuando dejase el boxeo, porque nunca iba a tener otro entrenador. Y eso a pesar de algunos que me han dicho que a lo mejor lo que me pasa es que debo tener un cambio de aires, irme a otro lugar, conocer otras opiniones y otros métodos, otros entrenadores. Pero yo no lo considero así y con Carlos he aprendido todo lo que sé y con él conseguimos todo lo logrado, que no es poco, y de lo que nos sentimos orgullosos”, indica Chocolatito.

“Me quedo con que logramos dos títulos de campeón del mundo junior, siendo el primer boxeador español de la historia en lograrlo -“al menos dejo alguna huella”, dice y se ríe-, y con que disputamos un campeonato de Europa de la UE. Eso no nos lo va a quitar nadie y para mí es muchísimo”, añade el ya expúgil grancanario.

“Y con respecto a los compañeros, pues algunos se han sorprendido, pero todos aceptan mi decisión y también la respetan”, señala acto seguido Jerobe.

Jerobe Santana recuerda perfectamente todos y cada uno de los combates que ha disputado a lo largo de su carrera, “desde que debuté como amateur hasta la última como profesional, el pasado mes de diciembre”.

Una derrota como profesional

“Creo que te podría señalar una a una todas las peleas. Pero son muchas, pese a que parezca lo contrario, porque hay que tener en cuenta las lesiones sufridas. Como amateur hice 49 combates. 43 victorias, cinco derrotas y un nulo. Debuté en Lanzarote contra un chico que ahora es gran amigo mío, José Verdejo, que me dio una paliza literal, me dio por todos lados y perdí. Y la última fue en un derbi Tenerife-Las Palmas, de los que creo que ya no se hacen, el 29 de diciembre de 2013 -y lo dice tirando sólo de memoria-. Ahí le gané al tinerfeño Javi Santana, al dejarle KO en el segundo asalto”, indica acto seguido.

En el campo profesional, Chocolatito también tiene bien clara su trayectoria. Fueron 17 combates, con 16 triunfos y una sola derrota. “Debute en Castellbisbal, localidad ubicada en la provincia de Barcelona, y fue el 8 de febrero de 2014 frente al gerundense Ignasi Caballero Españolito Loco, al que vencí por KOT. La última pelea como profesional fue el pasado 16 de diciembre de 2017 en la Plaza de Toros La Cubierta de Leganés, en Madrid, frente al venezolano Franklin Varela, al que vencí por KOT. Mi única derrota profesional fue en el Cirque d’Hiver, en París, frente al francés Marvin Petit, el 18 de mayo de 2017, a los puntos en combate valedero para el título europeo EBU del peso ligero”, indica finalmente Jerobe Santana, uno de los grandes del boxeo grancanario en los últimos tiempos.