El presidente ejecutivo de Top Rank, Bob Arum, considera que el campeón en ocho diferentes divisiones, Manny Pacquiao (59-7-2, 38 KOs) se enfrentará a una pelea muy complicada cuando se suba al cuadrilátero con el campeón del peso welter “regular” por la Asociación Mundial de Boxeo (WBA), el argentino Lucas Matthysse (39-4, 36 KO’s), en Kuala Lumpur, Malasia, el próximo 14 de julio.

El pasado lunes, el promotor de Matthysse, Oscar De La Hoya, de Golden Boy Promotions, anunció en redes sociales que la pelea se había concretado. La promotora Top Rank distribuirá la pelea en Estados Unidos a través de la cadena ESPN, posiblemente como un evento de pago por evento.

En 2015 se habló de un acuerdo para una pelea entre Pacquiao y Matthysse a efectuarse para principios de 2016, pero ‘La Máquina’ perdió de manera inesperada ante Viktor Postol. En ese entonces, Pacquiao era el gran favorito para ganar, pero ahora tiene 39 años y viene de una derrota por decisión unánime en contra de Jeff Horn que sucedió en julio pasado.

Aunque muchos sintieron que hizo lo suficiente para ganar la pelea contra Horn, la mayoría de esos críticos también sintieron que Pacquiao parecía estar a unos pocos pasos de perder su capacidad y comenzando a mostrar su edad. Desde 2016, cuando Manny se convirtió en senador en Filipinas, se transformó en un peleador de tiempo parcial con su carrera de boxeo en torno a su agenda de trabajo político.