La Comisión Atlética de Nevada, dictaminó está semana una suspensión temporal al púgil mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, después del positivo por clembuterol que marcó “Canelo” los días 17 de febrero y  el día 20 de febrero.

La suspensión temporal es un auténtico mazazo para el mexicano, pese a ello, se espera que a pesar de todo, la próxima pelea el 5 de mayo entre Gennday Golovkin y Saúl “Canelo” Álvarez en teoría no corre peligro.

Según el director ejecutivo de la Comisión Atlética de Nevada, Bob Bennett, en declaraciones a ESPN, afirmó que “Canelo” tendrá que comparecer el próximo 10 de abril, para explicar e intentar aclarar los motivos del positivo detectado por la WADA.

En los últimos días, Gennady Golovkin y su entrenador Abel Sánchez, fueron muy duros con esta situación y pusieron en duda la supuesta intoxicación alimenticia de canelo, recordamos las declaraciones de ambos.

Golovkin, declaró a ESPN

“¿Otra vez con carne mexicana? Vamos, digo que no es carne mexicana, este es Canelo, así es su equipo, esta es su promoción”.

Canelo está haciendo trampa. Están usando estas drogas, y todo el mundo está tratando de fingir que no está sucediendo “, declaró Golovkin.

Abel Sánchez mostró su duda sobre el asunto. Afirmando que no entendía como una persona como “Canelo”, podía caer en ese supuesto error de comer carne contaminada, cuando sus entrenadores los Reynoso, están ligados al mundo de las carnicerías y tiene los medios para asegurarse comer carne de garantías.