Estos 13 meses sin subir al ring sirvieron para que Félix Verdejo se reencontrara consigo y con el boxeo. Es por eso que este 17 de marzo en el Teatro del Madison Square Garden de Nueva York espera mostrarse como ese ‘Diamante’ que todos veían como la siguiente figura del boxeo puertorriqueño y como la principal posibilidad para que el mexicano Ray Beltrán estrene a mediados de año el título mundial ligero.

A sólo días de enfrentarse al mexicano Antonio Lozada Jr. (38-2, 32 KOs), Ricky Márquez, entrenador de Verdejo (23-0, 15 KOs), comentó a ESPN que Félix tomó una política de hablar menos y demostrar más, porque con las palabras no podrá recuperar la posición que perdió cuando tuvo ese accidente de motocicleta que no le permitió disputar el campeonato del mundo como estaba planeado.

“Además de mostrar hambre, Félix quiere mostrarle al mundo su verdadero talento” dijo Márquez, quien al lado del ‘Diamante’ ha tenido que soportar cómo los halagos se convirtieron en ataques. “En realidad Félix no quiere decir mucho, más bien quiere dejar que sean sus hechos los que hablen por él”, añadió.

Después de haberse recuperado satisfactoriamente de un accidente de motocicleta en 2016, volvió Félix en febrero del año pasado pero dejó muchas dudas ante el nicaragüense Óliver Flores y es por eso que hasta hoy regresa al ring ante una buena prueba en la velada de Top Rank que transmitirá ESPN.

“Entiendo que este año que estuvo fuera de la escena le vino bien para madurar física y mentalmente”, explicó Ricky. “También para reconocer primeramente la responsabilidad que tiene con su carrera y con su pueblo. Félix pudo ver que su futuro depende del enfoque y de la seriedad con la que enfrente los retos que se aproximan”, puntualizó.

Obviamente, de ganar y convencer, aceptó Ricky que para Verdejo esperan colocarse ahí para ir por el título ecuménico. “Esperamos que sea la oportunidad titular frente al campeón mundial mexicano de peso Ligero, Raymundo Beltrán”, sentenció el reconocido entrenador.