El británico Callum Smith no dio lugar a sorpresas en la segunda Semifinal de la World Boxing Super Series (WBSS) en la división de los Supermedianos, al derrotar por amplia decisión unánime al holandés Nieky Holzken y pactar cita con George Groves en la Final a de este año.

Smith se llevó las tarjetas de los jueces por 117-111, 118-110 y 117-111 sobre Holzken, quien llegó a esta pelea con una notificación de cinco días, luego de que el otro semifinalista original, Juergen Braehmer, quedó fuera de la cartelera por un cuadro de influenza.

Con el resultado, el británico mejoró a 24-0 con 17 nocauts, mientras que el holandés se quedó con 13-1 y 10 fueras de combate.

En la reyerta, Smith logró imponerse casi siempre con el jab por delante y dio fuertes impactos a la humanidad del holandés, quien tuvo algunos chispazos y logró colocar algunos golpes en forma de volado en el rostro del Campeón Diamante del Consejo Mundial de Boxeo, sin embargo, la disciplina con la que combatió el británico marcó la diferencia.

Las tarjetas de los jueces dejaron ver la superioridad de Smith, pero no dejaron mal parado a Holzken, quien la semana pasada no estaba contemplado para participar en el torneo que premiará al campeón con el trofeo Muhammad Ali y, evidentemente, la posibilidad de colocarse en el centro de atención de los aficionados al deporte de los puños.

De esta forma, quedó definida la Final de peso Supermedio de la WBSS, la cual se pretende celebrar en junio, siempre y cuando Groves, quien venció a Chris Eubank Jr. con gran demostración en la otra Semifinal, se recupere pronto de la lesión que manifestó tener tras su reciente victoria.

En la otra Final de la WBSS, en peso Crucero, en mayo en Medio Oriente se enfrentarán Murat Gassiev y Oleksandr Usyk por los títulos del Consejo Mundial de Boxeo, Asociación Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo y Organización Mundial de Boxeo.