Sergio García (24-0, 12 KO) se marcó su combate contra Isaac Real como un examen. El Cantabro fue superior y se alzo con el título Silver del Consejo Mundial de Boxeo (WBC). Con un buen récord, bien ranqueado gracias a su título y sólo 24 años se confirmaba como uno de los grandes prospectos del boxeo nacional. Aun así ‘el Niño’, como es apodado, no se conforma y tiene en el italiano Felice Moncelli (17-4-1, 5 KO) un duro rival para defender su entorchado.

Ya amenazó con su retirada, y es que el cántabro sólo quiere retos. Por sus carreras y calidad el español es favorito, pero no se fía. “Es un rival complicado. Intentará boxearme en corto, yo lo haré en largo y cuando se me tire al cuerpo intentar evitarlo con las estrategias que hemos planeado“, reconoce. Moncelli se caracteriza por buscar combates cerrados que va ensuciando con el paso de los asaltos, por ello, Sergio García sabe que debe estar en su distancia para no verse sorprendido.

 En cuanto a su situación, no puede llegar en mejor momento. “Estoy estupendo. He empalmado la preparación de la pelea del Chaca y a ver el resultado, pero intentaremos que nos salga todo lo planeado. Cuando estudias apruebas y si entrenas bien todo sale“, asevera. En cuanto a su futuro, el cántabro no quiere irse más lejos de su pelea de este viernes en Torrelavega, aunque tiene claro que otra victoria le abrirá importantes puertas. “Sólo pienso en Moncelli, pero si todo sale bien ojalá pueda tener la oportunidad por el Campeonato de Europa“, concluye confiado.