El regreso del ex campeón de peso welter de la FIB Kell Brook está siendo apuntado para el final del año, dice el promotor Eddie Hearn de Matchroom Sport.

Brook (36-2, 25 KOs) fue derrotado en sus dos últimos combates, y salió de ambos con una lesión seria.

El pasado mes de septiembre, subió  dos divisiones, de welter a mediano para desafiar al rey de dicha división Gennady Golovkin. Fue detenido en el quinto asalto y sufrió un hueso orbital fracturado. Brook volvió a la división de peso welter en mayo, para hacer una defensa obligatoria del cinturón de la FIB contra Errol Spence, y esta vez fue detenido en el undécimo asalto y se fracturó su otro hueso orbital.

Brook ahora esta de vuelta a los entrenamientos en el gimnasio, y ya con el alta médica, espera volver a los cuadriláteros a finales del reciente año, ha dicho su promotor.

“Él está entrenando de nuevo”, dijo Hearn. “Creo que sólo ahora está de vuelta en su ritmo y ahora estamos mirando a finales de noviembre, principios de diciembre para su vuelta”.

Hearn quiere que Brook regrese a la división de las 154 libras (super welter). Probablemente no se asegurará la pelea que Hearn más desea para su boxeador (un enfrentamiento con el campeón mundial de la OMB, Miguel Cotto, que planea retirarse del deporte después de participar en una pelea final de carrera en Diciembre). Pero su salida podría abrir la puerta para que Brook luchara por el cinturón vacante en 2018.

“Quiero que regrese a la división super welter”, explicó Hearn. “Creo que necesitamos una buena pelea y además sólida en ese peso. Él no va a volver contra Cotto, no va a suceder a menos que se nos pregunté, o si ellos se contactan con nosotros. Si queremos hacer esa pelea en los Estados Unidos, entonces depende de Kell. Nunca tomo las decisiones sobre quién debe pelear con ellos (los peleadores). Preferiría que tuviera una pelea de regreso en las 154. Ha tenido dos derrotas, quiero ver algunas victorias en ese récord, aunque tengamos dos peleas en tres o cuatro meses “.