En el combate semi estelar de la velada denominada “Superfly”, disputada en el StubHub Center de Carson, California, el japonés Naoya “El Monstruo” Inoue se impuso al puertorriqueño Antonio Nieves, después de que la esquina del puertorriqueño parase el combate al finalizar el sexto asalto.

En lo que fue la primera pelea del talentoso japonés, Inoue dominó con su rápido jab de izquierda, el japonés fue paciente sin precipitaciones, pero no dejó de atacar en todo momento ante un Nieves que se dedicó a pelear a la contra.

El puertorriqueño respondía con tímidas combinaciones, pero sin arriesgar lo más mínimo temiendo un contra del japonés.

En el cuarto asalto, Nieves salió más activo y empezó a presionar al japonés, fue el mejor asalto del puertorriqueño y logró parar la iniciativa del japonés.

En el quinto, el japonés de nuevo empezó a llevar el peso del combate y a continuar su pelea de demolición, metiendo fuertes golpes al cuerpo y  mandando al piso a Nieves, tras un golpe al hígado.

Nieves, logró aguantar el asalto, pero en el sexto el combate se convirtió en una caza, en donde Nieves se dedicó a correr por el cuadrilátero sin presentar pelea, intentando sobrevivir sin plantar cara. Inoue le invitaba a pelear y seguía castigándolo. Al finalizar el asalto, la esquina de Nieves decidió parar el combate.