Los aficionados al boxeo siempre reclaman que los mejores se enfrenten entre sí. Objetivo complicado en muchas ocasiones, ya que los posibles finales prematuros de grandes carreras o las pérdidas de dinero presiden. Salvando todos esos contratiempos, la empresa alemana Comosa AG ha conseguido aunar a ocho de los mejores pesos cruceros y supermedios del mundo en un mismo torneo. El evento trasciende a cualquier organización, ya que varios campeones mundiales están presentes: los púgiles sólo buscan la gloria y un buen pellizco económico.

Los participantes en ambas categorías se repartirán 50 millones de euros en premios, además del ‘Trofeo Muhammad Ali’ que coronará a los supercampeones de ambas categorías. También, se jugarán títulos, ya que siempre que los campeones disputen su eliminatoria el título estará en juego. Así, el peso crucero acabará con un campeón unificado por tres de las cuatro principales organizaciones existentes. Mientras, en el supermedio estará en liza el título WBA y el IBO, de menor rango.

Las veladas arrancan este sábado en Alemania, donde Oleksandr Usyk (12-0, 10 KO y campeón WBO) se medirá a Marco Huck (40-4-1, 27 KO) en el primer choque de cuartos de final. Después llegarán una velada cada semana (Liverpool, San Antonio, Riga y Stuttgart, el próximo mes) donde se irán conociendo clasificados. Hasta que en el mes de mayo de 2018 se corone a dos ‘Supercampeones Muhammad Ali”. Gran iniciativa, sólo falta que el espectáculo acompañe. Lo hará.