Boris Arencibia, presidente de Caribe Promotions, promotora que representa al excelente boxeador cubano Guillermo Rigondeaux, estuvo conversando para Frases de Boxeo Plus, en cuanto a lo que se esta trabajando para un combate entre el astro cubano y el virtuoso ucraniano Vasyl Lomachenko, el cual podría hacerse este mismo año.

“Hasta ahora todo va bien, lo que es el equipo de Rigondeaux, ya hemos llegado a ciertos acuerdos y la bola está del lado de ellos desde hace mucho tiempo, y parece que Lomachenko no ha tomado la decisión. Ya su promotor y ESPN han dicho que están interesados en la pelea, y Guillermo Rigondeaux casi que todos los días ha expresado por las redes sociales y a través de las páginas de boxeo que está listo en enfrentar a Lomachenko en diciembre 9.”

Arencibia expresa que tanto Rigondeaux como su equipo de trabajo están con la mejor de las actitudes y con ganas de que el combate se realice, sin embargo no hay respuesta concreta aún por parte de Vasyl o su equipo.

“Nosotros aprobamos verbalmente los acuerdos, ahora parece que ellos están discutiendo con Lomachenko y él mismo es quien no ha tomado la decisión aún”. “Roc Nation y Caribe Promotions ya tomó la decisión y queremos esa pelea, Bob Arum ha expresado que también quiere la pelea y me parece que Lomachenko todavía no ha dicho nada públicamente”.

 

Tanto Rigondeaux como Arencibia están muy claros en el reto que les tocaría si la pelea se concreta, por lo que están dispuestos a subir de división sin chistar. Pero siguen las dudas de la razón por la cual Lomachenko y su equipo de trabajo no responden ni siquiera a los retos del boxeador cubano.

“Nosotros no podemos decir, ni nos corresponde a nosotros decir cuales son las cosas que aún no gustan al equipo de Lomachenko o al mismo Lomachenko, lo que sí te puedo decir es que nosotros hace más de 15 días dimos el visto bueno a la pelea y aprobamos la misma y Lomachenko todavía no ha respondido a eso ni a los retos que le ha hecho Rigondeaux.”

“Nosotros estamos dispuestos a que Rigondeaux pelee en 130 libras y no más de 138 libras el día de la pelea, y por nuestra parte no ha habido ningún tipo de objeción o cambio de contrato. Rigondeaux quiere esta pelea, por lo que no se ha puesto a pedir o a cambiar nada.”

En cuanto si existe la opción de revancha en el contrato, dado que Lomachenko consiga la victoria en dicha pelea, Arencibia expresa lo siguiente;

“No hemos puesto o exigido revancha inmediata en ningún momento, pero si Lomachenko quiere revancha, pues que espere a que le ganemos y se la podemos conceder.”