Miguel Cotto ratificó el lunes que se retirará del boxeo el 31 de diciembre luego de sus próximas dos peleas. El anuncio lo hizo el puertorriqueño durante la conferencia de prensa internacional junto con el japonés Yoshihiro Kamegai, a quien se enfrentará el próximo 26 de agosto, en el StubHub Center en Carson, California.

“Pienso que 16 años en el ring son suficientes y tengo otras cosas por hacer en mi vida”, comentó el boxeador de 36 años de edad. “Voy a cuidar mejor de mi familia, y esa es la única razón por la que voy a dejar el boxeo luego del 31 de diciembre”.

En esos 16 años sobre los cuadriláteros, Cotto realizó 24 peleas por el título mundial y es el único tetracampeón en la rica historia del boxeo boricua. Se enfrentó a los más grandes boxeadores de su época: Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao, contra quienes perdió; también cayó ante Saúl “Canelo” Álvarez, pero venció a Shane Mosley, Antonio Margarito (contra quien perdió la primera vez que se enfrentaron), Ricardo Mayorga y Sergio Martínez.

 

Pese a que Cotto afirmó que la única razón por la que se retira del boxeo es por su familia, en realidad solo se despide de la parte activa porque con su compañia Miguel Cotto Promotions se encuentra volcado en darle oportunidad a los jóvenes guerreros boricuas.

Esa es también una de las razones por las que se unió a Golden Boy Promotions, que ahora organiza veladas con boxeadores de la escudería de Cotto y que además se encuentra a cargo de la organización de los dos últimos combates de su carrera.

“Solo trato de devolverle al boxeo todo lo que me ha dado”, explicó el boricua. “Quiero ayudar a los jóvenes que se inician en esta carrera. Quiero brindarles la oportunidad para que muestren sus habilidades en el boxeo”.

Esa es también una de las razones por las que se unió a Golden Boy Promotions, que ahora organiza veladas con boxeadores de la escudería de Cotto y que además se encuentra a cargo de la organización de los dos últimos combates de su carrera.

“Solo trato de devolverle al boxeo todo lo que me ha dado”, explicó el boricua. “Quiero ayudar a los jóvenes que se inician en esta carrera. Quiero brindarles la oportunidad para que muestren sus habilidades en el boxeo”.

Muchos piensan que esos casi dos años que Cotto estuvo sin pelear puedan pasarle la factura contra el japonés, aunque el boricua rechaza de manera tajante esa idea.

 

“Solo pasaba un tiempo con mi familia”, respondió. “Y tan pronto como llegué a Los Ángeles mi mente volvió al boxeo y estoy entrenando fuerte. Hago todo lo que [su entrenador] Freddie [Roach] quiere que haga, preparamos el plan para enfrentar a Kamegai el 26, y eso es todo lo que he venido haciendo aquí, sacando lo mejor de mí cada día”.

Kamegai, por su parte, sabe que el sábado la mayor parte de las tribunas estarán al lado de Cotto, pero el japonés asume con filosofía las adversidades.

“Soy de Japón, de una raza y un país diferentes, pero al final del día estoy aquí para darle a los aficionados lo que quieren”, aseguró Kamegai. “Habrá gente que apoyará a Miguel, pero otra lo hará por mí. Estoy aquí para entregar una pelea entretenida”.

De acuerdo a los informes de Golden Boy Promotions la venta de boletos en el StubHub Center (la casa del Galaxy de Los Ángeles de la MLS) se viene moviendo mucho más allá de todas las expectativas y se esperan que se llenen los 27,000 asientos que tiene la capacidad del estadio.