MÉXICO – Rey Vargas luce muy sólido en su preparación rumbo a la primera defensa del cetro Supergallo del Consejo Mundial de Boxeo este 26 de agosto en el StubHub Center de Carson, California, ante Ronny Ríos, y es que para el mexicano campeón del mundo, su historia apenas va a comenzar y es necesario hacer lo que sea para conservar esa etiqueta ante un rival que no tiene nada que perder.

Con la atenta mirada de Nacho Beristáin y la asistencia de Óscar Ortiz, Rey se cantó este jueves a sólo 5 libras de las 122 que deberá marcar el 25 de agosto, y aseguró que verán a un campeón muy responsable en el ring y sin ninguna clase de relajación ante un peleador peligroso en una velada de Golden Boy Promotions.

“Ser campeón me hace más responsable, con más presión, él no tiene nada que perder, no tiene nada en su carrera, es una carrera como cualquier otra, pero la mía son dos valores muy importantes, el invicto y ser campeón del mundo, la responsabilidad la traigo yo y dar buen espectáculo es de mi parte”, destacó el mexiquense.

Invicto en 29 combates profesionales, con 22 nocauts a su favor, Rey dijo que desde que se convirtió en campeón supo que ahora iba a ser doblemente duro mantenerse sin derrota, y con el campeonato, motivos suficientes para esperar lo mejor de él ante Ríos (28-1, 13 Ko’s) en el respaldo de la pelea entre Miguel Cotto y Yoshihiro Kamegai.

“Siento que he crecido mucho, me exijo más, es más responsabilidad ser campeón del mundo, y bueno, en cada entrenamiento me he estado exigiendo más, no me relajo, soy un poco más exigente conmigo en cada entrenamiento. Ya dimos el primer paso, ahora vamos a continuar la línea que es lo bueno y lo bonito, empiezo a hacer mi carrera, mi historia, y hay que conservar el campeonato con responsabilidad”, apuntó el púgil de 26 años.

Finalmente, sobre el campamento para su primera defensa, dijo Rey que todo marcha viento en popa. “Vamos bien, estamos trabajando bien como en cada preparación, hay cositas por afinar, sobre el peso, la rapidez y listos para subir al ring. Traemos como 2 kilos arriba del peso, (ahora) es mantener y dar el último bajón para el pesaje”, dijo Vargas, quien hizo ocho rounds de sparring en el Romanza de la Ciudad de México.