La super estrella mexicana Saúl ‘Canelo’ Alvarez (49-1-1, 34 KOs) espera lograr la victoria más impresionante posible el 16 de septiembre, cuando se enfrente al campeón de la WBC, WBA, IBF, IBO Gennady ‘GGG’ Golovkin (37- 0, 34 KOs), en la pelea por HBO Pay-Per-View en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

Canelo sólo está compitiendo por los títulos de la FIB y la AMB – porque se niega a pagar los honorarios de sanción a la WBC y IBO.

La pelea lleva dos años siendo uno de los combatres más esperados, tanto así que incluyso algunos pensaron que nunca llegaría esta pelea.
Canelo está peleando por primera vez en el límite de peso mediano completo, 160 libras. Aunque Canelo previamente consiguió el título de la CMB en 160, hizo dos defensas en un peso de 155 libras.

Golovkin también está buscando hacer daño. En su última pelea GGG llegó hasta el round número 12 con Daniel Jacobs en marzo de este año pero quiere retomar su racha de nocaut de nuevo en el ring, y nada más y nada menos que contra la super estrella mexicana Saúl Canelo Álvarez.

“Siempre pienso que un luchador sueña con el nocaut, porque puede ser la victoria más contundente para un boxeador y para la gente, en me próxima pelea contra GGG realmente desearía acabarlo por esta vía”, dijo Canelo.

“Quien gane esta pelea será el mejor del mundo, voy a dar lo mejor de mí, haré lo que tenga que hacer para hacer de esta una gran pelea y ganar. Siempre estoy un paso por delante de mi oponente”.
Canelo se siente muy bien con su nuevo peso. En su última pelea Canelo alcanzó un peso de 164.5 libras para derrotar a su compatriota Julio César Chávez Jr. en doce asaltos en mayo.

Él se siente mucho más fuerte en el nuevo peso y espera tener más poder una vez suene la campána en Las vegas contra Golovkin.

“Mi poder ha crecido y mi velocidad sigue ahí, estoy entrenando con 175 libras, pero todo es normal”, dijo Canelo