A los 14 años se subió a un ring y siete años después acumula 13 victorias como profesional, 11 de ellas por KO. Jon Fernández  ama el boxeoy el día de su cumpleaños, el 26 de agosto, celebrará sus 22 años viendo el combate entre el púgil ‘retirado’ Floyd Mayweather y el luchador de MMA Conor McGregor. No pone muy buena cara cuando se le pregunta deportivamente por dicha velada, pero admite algunos aspectos positivos del impacto que tendrá esa noche, como borrar “todos los prejuicios que pueda tener la gente” sobre el boxeo.

“Somos deportistas y amamos el deporte”, señala Jonfer en una conversación con El Confidencial mientras entrena de cara a la pelea que disputará el viernes 29 de septiembre. El vigente campeón de España del superpluma se medirá al invicto ruso Alexander Podolsky (9-0, 3 KO) con el WBC Silver en juego, la antesala del Mundial WBC.

La precocidad de Jonfer

A Jonfer le han dicho alguna vez que va muy rápido en esto del boxeo Para su edad, no es normal que haya peleado ya tres veces en EEUU (dos de ellas televisadas) y esté llamando a las puertas de pelear contra los mejores superplumas del mundo. “Yo ni piso el acelerador ni piso el freno. Dejo que todo fluya”, y el ring se ha encargado de colocarle donde ahora está. Su crecimiento e idea para llegar a la cima dista del seguido por McGregor. Hay muchas horas de gimnasio, mucho sacrificio y dedicación… pero en una disciplina diferente. El camino del irlandés no es el que normalmente haría un joven boxeador.