El promotor Bob Arum ha mostrado su pesar por la situación en la que se encuentra Manny Pacquiao, el promotor quiere cerrar la pelea revancha con el australiano Jeff Horn, pero no encuentra fechas dado la poca disponibilidad que tiene Pacquiao debido a que es senador en Filipinas.

El problema es que Arum no encuentra un periodo lo suficientemente largo, para que Pacquiao tenga un buen periodo de preparación óptimo para una revancha con Horn. El afamado promotor no quiere esperar hasta a medias del 2018 para una revancha.

Tras la pelea de Pacquiao con Horn, tanto Arum como Freddie Roach mostraron su malestar por esta situación, ambos consideraron que Pacquiao no puede pretender ser senador y seguir siendo un boxeador de los grandes.

“Creo que no se puede gastar tanto tiempo como senador y esperan a ser un luchador de clase mundial”, afirmó Arum.

Freddie Roach, ya predijo que los largos periodos que pasaba Pacquiao sentado en el senado y  teniendo una vida de político, poco activa fisicamente, le iba acabar afectando. Incluso, tras lo sucedido afirmó que le podría aconsejar el retiro.

“Voy a tener una larga conversación con él para hablar de todo, se tiene que plantear que hacer”, “Porque creo que tal vez ser senador, ser luchador, tal vez es demasiado. Tengo que luchar con mis sentimientos sobre esto, porque estoy un poco en el medio y tampoco peleaba mal, lo hizo bien en algunas de las rondas.”

“Simplemente no fue lo suficientemente consistente, como quiero”, declaró Roach.

La carrera del filipino Manny Pacquiao, en el momento en el que empezó a conjugar el boxeo con la política en 2011inició un bajón en su rendimiento. Ahora en la nueva etapa de senador, unido a la edad, ha propiciado que su nivel haya disminuido más, aunque sigue siendo uno de los mejores boxeadores del momento y le debió de valer para ganar a Horn, pero si no tiene tiempo para cerrar su próxima pelea, debería retirarse.